Inteligencia emocional

 

 

“Ante un cambio lo primero es concentrar nuestros esfuerzos en comprendernos mejor a nosotros mismos y el origen de nuestras emociones ante los cambios. Una vez asumidas e interiorizadas éstas, debemos ubicar a cada uno de nuestros colaboradores en esa curva emocional del cambio. Ubicadas ya, debemos animarles a recorrer cada una de esas etapas, ayudándoles, tutelándoles, comprendiendo avanzan individual y colectivamente como grupo”

Los procesos de cambio dentro de una organización implican transformaciones en sus hábitos de conducta. En este sentido, los profesionales constituyen la piedra angular del cambio, ya que son los que determinan la perspectiva desde la cual se analizará el mismo.